Testigos de un adiós soñado

Testigos de un adiós soñado

Javier Bermejo decía adiós a su carrera haciendo gala de las dos virtudes por las que siempre ha destacado: su gen competitivo y un corazón enorme

Testigos de un adiós soñado